¡Cuidado con lo que pides y a quién se lo pides! Piénsalo dos veces.

¡Cuidado con lo que pides y a quién se lo pides! Piénsalo dos veces.

⛔ ¡Cuidado con lo que pides y a quién se lo pides! Piénsalo dos veces.

En los pequeños detalles están las grandes diferencias. Siguiendo la trazabilidad encontramos casos que llaman la atención.

Enlaces
– https://www.thelancet.com/journals/laninf/article/PIIS1473-3099(20)30314-5/fulltext

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.