LA desaparición de la niñez

La desaparición de la niñez

La desaparición de la niñez

A lo largo de la Edad Media, los padres ponían el mismo nombre a los hermanos. Sólo a partir del siglo XVII se empezó a poner un nombre a los niños, y ese nombre no era cualquier cosa como hoy, que unos suenan mejor, otros peor, te gustan o no, tampoco solía ser un asunto del santoral, el nombre significaba el anhelo de los padres, el amuleto de la suerte. Un nombre significaba un poder, un profundo significado hacia el futuro.

Los niños son el mensaje de un mundo que quizás nosotros ya no veremos, por eso los padres con el nombre hacían una especie de ensalmo casi mágico. Pero, durante mil años se daba muy poca importancia a la infancia. En el siglo XIV en Italia, cuando morían los niños eran género neutro, no les daban mucha importancia. No existía el concepto de la niñez. Los niños eran adultos en miniatura, trabajaban como los adultos, hablaban con la misma jerga y seguramente se comportaban de la misma forma desviada que sus mayores. No había el concepto de protección de la niñez. Los eruditos griegos no tenían una idea clara de lo que era la niñez. Hasta el siglo XIX en el Reino Unido, no había penas concretas por matar a un niño o entregárselo a los mendigos. Esto es historia pura y dura.

LA desaparición de la niñezLa idea de la niñez que tenemos hoy, no tiene mucho que ver con lo que ha sido a lo largo de la historia. Son los romanos los que empiezan a generar esa idea de la escuela. De raíz griega, la escuela significaría algo así como tiempo libre, es decir, pensaban, griegos y romanos, que las personas en el futuro que tuviesen cierto tiempo libre se iban dedicar a aprender, a reflexionar… ¿qué dirían ahora? Lo cierto y verdad es que la historia de la niñez es una historia asombrosa, y todo lo he aprendido en el libro ‘La desaparición de la niñez’ de Neil Postman, que me ha marcado profundamente.

Dice Postman que los romanos sí que creen en el niño como una semilla para el futuro, que lo que somos depende de la niñez, esa franja es la que nos va a eclipsar o a iluminar toda la vida. Llegaron los bárbaros y todas las enseñanzas de Roma se olvidaron. Se dejó de leer y con ello la instrucción de los mayores, se acabó con la idea del hombre más o menos culto y los niños y los mayores empezaron a ser exactamente lo mismo. Hasta bien entrado el siglo XVII, y después de la fuerza de la imprenta, no empieza a haber una sensación de que es importante ser culto. Hay una diferencia y entonces el niño es aquel que todavía no tiene capacidad de leer, y empieza a haber vestimentas para niños, lenguaje para niños, el mundo de los cuentos para niños…

¿Qué es la niñez? La niñez es que todavía tiene que haber ciertos secretos. Postman denunciaba que la llegada de los medios de comunicación de masas, entre ellos la televisión, estaba provocando una cosa diferente. Se creía que los niños tenía que tener ciertos secretos hacia ciertos impulsos que ni siquiera los adultos podemos controlar, la violencia, la agresividad, la sexualidad desaforada y hablan los expertos del pudor, un concepto que ya no se entiende. Es decir, a un niño no le puedes ofrecer abiertamente todo tipo de estímulos que van hacia lo más irracional y que está comprobado que le desarticulan. Postman habla de que estamos volviendo a la desaparición de esa franja, los niños tienen que vestir como adultos, hablan como los adultos, es el mundo en el que vivimos, yo no me quejo ni me dejo de quejar.

 

Artículos Recomendados

Leave a Reply

Be the First to Comment!

wpDiscuz
A %d blogueros les gusta esto: