Encontrando civilizaciones alienígenas con las Esferas de Dyson

Representación de un diseño de una Esfera de Dyson. Imágen sacada de invaderxan

Encontrando civilizaciones alienígenas avanzadas a través de la búsqueda de Esferas de Dyson en las galaxias

Todas las civilizaciones en el Universo finalmente se quedarían sin energía en su planeta de origen y una vez que esto sucede construirían un colector masivo para la luz de la estrella, una concha de paneles solares para rodear a su estrella madre. Los astrónomos llaman a la posible estructura como Esferas de Dyson. Esta teoría fue formulada por el famoso matemático-físico Freeman Dyson en 1960. Los astrónomos creen que la teoría de Dyson es solo una reflexión, pero no es completamente rechazada. Si la hipótesis es cierta, entonces, una manera de encontrar una civilización alienígena es buscar signos de Esferas de Dyson.

El último septiembre de 2012 tres astrónomos, liderados por Jason Wright, comenzaron una búsqueda de Esferas de Dyson que se extenderá por dos años. El proyecto cruzará la Vía Láctea, junto con otras galaxias estimadas en millones. Su proyecto ya tiene el apoyo de la Fundación Templeton, una organización que desea financiar la investigación sobre las grandes preguntas de la humanidad como propósito humano y la verdad última.

Las teorías sobre extraterrestres avanzados son algo no científico pero la búsqueda de seres extraterrestres inteligentes ha dependido de tales teorías. La Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre (SETI) ha estado explorando las comunicaciones de radio extraterrestres utilizando conjuntos (arrays) de telescopios. A día de hoy, los seres humanos no tenemos una tecnología superior de la que el SETI ha estado buscando en los cielos. Robert Gray, dijo que con el fin de recoger una señal de radio de años luz de distancia una enorme cantidad de energía se necesita y que sólo puede ser producida por miles de plantas de gran potencia. El SETI está a la espera de que las civilizaciones avanzadas tengan un interés en la comunicación de otras civilizaciones, o por lo menos tener bastantes gastos energéticos. El SETI asume también que las civilizaciones extraterrestres se comunican a través de señales de radio. Por lo tanto, para encontrar alienígenas inteligentes, no es suficiente que únicamente existan, sino que deben tener una tecnología predecible por el hombre en muchos aspectos.

La búsqueda de las Esferas de Dyson está un poco por debajo en los objetivos de civilizaciones alienígenas futuristas en comparación con SETI. La mayoría de los supuestos de la búsqueda de las Esferas de Dyson están directamente relacionados con la biología simple. Wright explica que la vida tiene energía que re-irradia en forma de calor. Por lo tanto, más energía está presente en civilizaciones mayores. Esta civilización más grande reirradia más calor.

La vida también se reproduce, lo que podría conducir al aumento de la demanda de energía. Si el crecimiento continúa, la vida va a absorber toda la energía disponible en un cierto planeta. La posible situación podría obligar a la cada vez mayor civilización a obtener energía de otros planetas y sus estrellas.

Para comprender plenamente la Esfera de Dyson, es aconsejable dejar la Tierra como un caso de prueba. Oliver Morton señaló que el sol suministra 120.000 teravatios diarios a la Tierra. La cantidad de energía que suministra el Sol a la Tierra equivale a 10.000 veces la cantidad de energía con la civilización industrial de la humanidad. Sin embargo, es importante observar que la civilización industrial de la humanidad es joven y aumenta enormemente. Durante los últimos 30 años, la energía mundial se ha duplicado. Con esta tendencia, la humanidad va a necesitar la misma cantidad de energía que el sol proporciona en 400 años. Cuando llegue ese momento, hacer un plan para las Esfera de Dyson es probablemente una de las opciones.

Es lógico suponer que las civilizaciones extraterrestres inteligentes o avanzadas tienen más energía que los seres humanos porque pueden haber comenzado hace millones de años. Las Esferas de Dyson también pueden haber comenzado hace milenios en el universo.

Las Esferas de Dyson también son consistentes con la Escala de Kardashev, otra teoría de avance de las civilizaciones. El astrónomo soviético Nikolai Kardeshev hizo una teoría de avance tecnológico en 1964. Se basa en el dominio de la civilización de fuentes de energía más y más grandes con el avance del tiempo. La Escala de Kardashev tiene tres tipos de civilizaciones.

  • Civilización de Tipo 1 utiliza toda la energía disponible en su planeta de origen
  • Civilización de Tipo 2 utiliza toda la energía disponible de su estrella local
  • Y el Tipo 3 de civilización utiliza toda la energía en la galaxia. 

La búsqueda de las Esferas de Dyson es, lógicamente, una búsqueda de civilizaciones del tipo 2. Puede tener una ventaja sobre los esfuerzos del SETI en encontrar alienígenas inteligentes debido a su premisa en el uso de energía de civilizaciones extraterrestres. Esto permite a los investigadores encontrar los alienígenas que no están necesariamente interesados ​​en la comunicación con otras civilizaciones.

La existencia de una Esfera de Dyson emitiría una señal de calor que se puede ver a través de telescopios de infrarrojos de la humanidad. La Esfera Dyson sería calentada por la energía solar recogída, de forma similar a un ordenador que se calientan cuando se utiliza electricidad. Ese calor entonces se irradiaría fuera de la esfera en forma de luz infrarroja. Wright explicó que la Esfera de Dyson aparecería brillante en el infrarrojo medio. Similar al cuerpo humano que no es visible en la oscuridad, pero brillante en gafas infrarrojas.

Una civilización capaz de desarrollar una Esfera Dyson debería realizar un gran esfuerzo si quisiese que no fuese detectable. Wright dijo que para ocultar una Esfera de Dyson, requeriría de gran cantidad de ingeniería a través de toda la civilización. Esa civilización en particular podría construir enormes radiadores que desprenderían calor que sería indetectable contra el fondo de microondas cósmico.

El proyecto realizado por Wright para buscar Esferas de Dyson no es el primero. Investigadores del Fermilab hicieron la misma investigación en la década de 1980 e inicialmente encontraron fuentes candidatas. Sin embargo, en una mirada más cercana, descubrieron que esas fuentes candidatas eran estrellas gigantes u objetos polvorientos que absorbían luz de las estrellas y luego la irradiaban.

Wright y su equipo tendrán acceso a datos no accesibles para los investigadores de Fermilab. Escanearán 3 mediciones de cielo de infrarojos diferentes que incluyen al Wide-field Infrared Survey Explorer (WISE) de la NASA, que es mucho más sensible que el IRAS, unos cientos de veces. Buscarán galaxias que puedan tener un gran número de estrellas rodeadas con estructuras tecnológicas complejas.

Si Wright y su equipo encuentran algo que no sea normal, un largo proceso de confirmación comenzará inmediatamente. Un proceso que probablemente necesite de telescopios y astrónomos de todo el mundo. Wright dijo que no van a concluir de inmediato sin más exámenes de expertos. Mencionó que muchas veces se han descubierto objetos extraños en el pasado sólo para descubrir que ellos son un fenómeno natural después de una investigación exhaustiva. Nikolai Kardashev al principio pensó que había descubierto grandes candidatos para civilizaciones de tipo 3, pero más tarde supo que eran los quásares.

Fuente: extraterrestrials-aliens.com

 

Artículos Recomendados

Leave a Reply

Be the First to Comment!

wpDiscuz
A %d blogueros les gusta esto: