Se encuentra máscara de Jade dentro de la Pirámide del Sol en Teotihuacan en México

Los arqueólogos descubrieron una serie de depósitos en el interior de la Pirámide del Sol en Teotihuacán en México.

La ciudad de Teotihuacán fue fundada hace cerca de 2.500 años y llegó a tener una influencia dominante en la arquitectura, el comercio y la cultura en amplios sectores del México antiguo. Pero la identidad de sus gobernantes sigue siendo un misterio, y la ciudad fue abandonada en el momento en que los aztecas llegaron a la zona en los años 1300 y le dieron el nombre de Teotihuacán, que significa “el lugar donde los hombres se vuelven dioses”.

El equipo de investigadores anunció sus resultados después de explorar la pirámide, de 65 metros de alto, desde 2008 hasta 2011.

Usando el túnel de 116 metros de largo excavado en la década de 1930 por el arqueólogo Eduardo Noguera, el proyecto de la Pirámide del Sol, dirigido por Alejandro Sarabia, estratigráficamente excavó 59 fosas y creó 3 túneles cortos con el fin de alcanzar el nivel natural de la roca y verificar la presencia de entierros y ofrendas.

“Sabíamos que si los constructores de Teotihuacán pusieron algo en el interior del monumento se habría hecho en el nivel de la base, así que hicimos un eje vertical al final del túnel y un corto túnel horizontal para llegar al centro de la pirámide, ya que el túnel original estaba cortado de aproximadamente a 6 metros al oeste del centro del monumento”, comentó el miembro del equipo Pérez Cortés.

Un túnel en el corazón de la pirámide

En el transcurso de la exploración tres estructuras arquitectónicas fueron descubiertas, construidas antes de la actual pirámide del sol. Siete enterramientos humanos, incluidos niños, también se registraron como si hubieran sido enterrados antes de la construcción del edificio. Además, dos depósitos votivos fueron recuperados.

Una de las ofrendas fue descubierta en el interior del material de la fundación original, por lo que es seguro de que fue depositado en el marco de una ceremonia de consagración de la estructura, probablemente en el inicio de su construcción más de 1900 años atrás.

El depósito, que contenía una destacada máscara de piedra verde, era parte de varias capas de artefactos.

Un número considerable de artefactos de obsidiana incluyendo cabezas de proyectiles y cuchillos pequeños, fueron recuperados, un excéntrico artefacto antropomórfico y tres figuras antropomorfas con concha y ojos de pirita.

Entre las tres esculturas de piedra verde encontradas, la máscara tallada en una sola piedra es, de acuerdo con estudios realizados por el Dr. José Luis Ruvalcaba, de la Universidad Nacional del Instituto de Física (IF UNAM), “la única máscara de piedra verde descubierta en el contexto ritual de Teotihuacán.”

La máscara de jade encontrada en el interior de la pirámide del Sol en Teotihuacán en México

La pequeña máscara de 11 cm de altura es diferente a otros tipos de Teotihuacan, debido a su tamaño, es posible que se tratase de un retrato. Una concha se encontró junto a la escultura.

Recipiente de Tláloc

Recipiente de Tláloc

La ofrenda también contenía once recipientes de Tláloc, (dedicados al Dios de la Lluvia), la mayoría de ellos rotos, colocados en el centro de todo el depósito. Otros objetos incluyen tres discos de pirita, uno con un diámetro de 45 cm y montado sobre una losa de pizarra – la más grande jamás recuperada de Teotihuacán.

Un posible vínculo con la lluvia

Una cantidad sustancial de esqueletos de animales también fueron encontrados. El cráneo de un felino se colocó hacia el noreste, uno canino hacia el sur, y un águila cubierta de roca volcánica, al sureste. El ave había sido alimentada antes del sacrificio con dos conejos, según reveló el análisis. Este tipo de deposición de la fauna es similar a las que se encuentran como ofrendas en la Pirámide de la Luna.

Los objetos encontrados en esta reciente investigación parecen estar indicando que la Pirámide del Sol, posiblemente, estaba conectada a una deidad de la lluvia, una primera versión de Tláloc.

Los arqueólogos habían sugerido mucho que la función de la pirámide estaba relacionada con el inframundo por el túnel excavado por los habitantes de Teotihuacán.

Según las antiguas creencias mayas el cosmos estaba formado por nueve inframundos. Esta idea fundamental fue muy bien expresada a través de sus pirámides más importantes, la Pirámide de la Serpiente Emplumada en Chichen-Itzá, la Pirámide del Jaguar en Tikal y el Templo de las Inscripciones en Palenque, que fueron construidas todas con nueve historias diferentes.

Vídeo: Los arqueólogos están desenterrando un túnel de 2.000 años de antigüedad en Teotihuacán

 

Artículos Recomendados

Leave a Reply

Be the First to Comment!

wpDiscuz
A %d blogueros les gusta esto: