Fumigación Humana Chemtrails y la Enfermedad Morgellons

Fumigación Humana Chemtrails y la Enfermedad Morgellons

Fumigación Humana Chemtrails y la Enfermedad Morgellons

Todo empezó una noche de verano de 2001 en McMurray, Pensilvania, cuando Mary Leitao, una ex-analista de laboratorio, le daba un baño a su hijo Andrew de 2 años. El niño hacía tiempo que se quejaba de picores en todo el cuerpo y tenía varias costras y eccemas originadas por rascarse. Mientras que Mary le daba crema para calmarle el picor, notó que de una de las costras salían unas fibras que le parecieron extrañas.

Le quito un trozo y lo examinó utilizando un microscopio que tenía en casa para que jugasen sus hijos mayores. Revisó la muestra de manera obsesiva una y otra vez. Parecía que de la costra brotaban unas extrañas fibras, que por su textura parecían estar formadas por una material gomoso o plástico. Para probarse a sí misma que estaba equivocada, (las personas no producen fibras), cubrió las heridas de Andrew con gasas. Pero las fibras volvieron a aparecer.

Mary Leitao emprendió entonces un vía crucis particular llevando a su hijo a multitud de dermatólogos que siempre le daban el mismo diagnóstico: el niño estaba bien.

Harta de que la medicina no le hiciera caso, la Sra. Leitao creó una fundación, la Morgellons Research Foundation, en la que las personas que tenían el mismo problema podrían ponerse en contacto y hacer un frente común para forzar la investigación sobre esta nueva enfermedad.

Para los médicos esta enfermedad es psicosomática y causada por el estrés, que en grado extremo puede generar cuadros similares de picores que provocan ronchas y heridas. En muchas ocasiones los afectados describen los picores como si tuviesen insectos en la piel o debajo de ella, donde los bichos les mordisquean sin parar. Esto encaja con una enfermedad conocida como delusional parasitosis (delirio parasitario), originada efectivamente por el estrés. Pero en todas las ocasiones en las que los dermatólogos derivaban al enfermo al psiquiatra la reacción era la misma: Yo no estoy loco, lo que siento es muy real.

La explicación que dan los médicos a la aparición de fibras, es que éstas provienen realmente de la ropa, pelos, o pelusas que flotan en el aire, que se fijarían a las costras frescas de las heridas. Pero lo cierto es que la medicina no tiene todavía una respuesta definitiva a la enfermedad de Morgellons, y de hecho en la actualidad el centro para el control y prevención de enfermedades tiene en desarrollo una investigación para estudiarla.

Aunque todo parece indicar que no hay ninguna causa biológica para el Morgellons, se barajan hipótesis incluso de que el origen podría ser un agente patógeno que afecta a las plantas y que ahora podría afectar también al ser humano, ya que este agente provoca la generación de fibras de celulosa en los organismos infectados, y al parecer se ha encontrado celulosa en las fibras analizadas en algunos pacientes. También respaldaría esta hipótesis es que en algunos casos se ha apreciado mejoría tras un tratamiento prolongado con antibióticos.

 

 

 

Artículos Recomendados

Leave a Reply