emp-attack-on-the-united-states2

Un pulso electromagnético masivo podría colapsar la economía en un momento

¿Qué haría usted si todas las luces se apagaran y nunca volvieran a encenderse? Esa es una pregunta que la nueva serie de la NBC “Revolución” se pregunta, pero la mayoría de la gente no tiene idea de que algo similar podría ocurrir en la vida real en cualquier momento. Un solo pulso electromagnético gigantesco sobre el centro de Estados Unidos potencialmente podría freír la mayor parte de la electrónica de costa a costa si fuera lo suficientemente potente. Esto podría ocurrir de un par de formas diferentes. Si un arma nuclear potente explotase a una altura lo suficientemente alta, podría producir un pulso electromagnético lo suficientemente potente como para destruir la electrónica en todo el país. Alternativamente, una enorme  tormenta solar podría causar que ocurriese un fenómeno similar casi en cualquier lugar del planeta sin mucho tiempo de aviso.

Por supuesto, no todos los eventos EMP (Pulso electromagnético) son creados iguales. Un pulso electromagnético puede variar desde una molestia menor hasta un evento capaz de destruir la civilización. Sólo depende de lo poderoso que sea. Pero en el peor de los casos, podríamos estar frente a una situación en la que nuestras redes eléctricas estuviesen ‘frítas’, no hubiese calor en nuestras casas, nuestros ordenadores no funcionasen, Internet no funcionase, nuestros teléfonos celulares no funcionasen, no hubiesen más registros bancarios, nadie pudiese utilizar más las tarjetas de crédito, los hospitales no pudiesen funcionar, nadie pudiese bombear gas, y los supermercados no pudiesen funcionar porque no hay energía ni refrigeración.

Básicamente, podríamos presenciar el colapso total y completo de la economía. De acuerdo con una comisión del gobierno que miró estas cosas, aproximadamente dos tercios de la población de EE.UU. moriría de hambre, enfermedad y caos social dentro del primer año de un ataque EMP masivo. Sería un desastre como no se ha visto nunca antes en la historia de EE.UU.

La mayoría de los estadounidenses están totalmente desorientados sobre lo qué un ataque EMP podría hacerle a la nación, pero la amenaza es muy real. Había incluso una comisión del Congreso estudiando los efectos potenciales de un ataque EMP en los Estados Unidos durante ocho años

El Congreso de los EE.UU. en el año 2000 creó la Comisión del Congreso para Evaluar la Amenaza a los Estados Unidos por Ataque por Impulso Electromagnético (EMP). En 2004, el comité elaboró ​​un resumen ejecutivo de 70 páginas sobre la amenaza EMP, y emitió un informe final sobre el asunto en 2008. De acuerdo con el informe, “varios adversarios potenciales tienen o pueden adquirir la capacidad para atacar a Estados Unidos con armas nucleares de gran altura generando pulso electromagnético (EMP). Un determinado adversario puede lograr una capacidad de ataque EMP sin tener un alto nivel de sofisticación.”

Dr. William Graham era el presidente de esa comisión, y dice que un ataque EMP podría llevar a los Estados Unidos de nuevo a la década de 1800 en un momento

Un ataque EMP “no sólo podría acabar con las redes de energía, que son frágiles de todos modos en este país, y las redes de telecomunicaciones y las redes financieras y los controles de tráfico y muchas otras cosas, pero además, hay una interrelación muy estrecha entre estas capacidades de las infraestructuras nacionales”, dice Graham. 

“Así, por ejemplo, necesitamos telecomunicaciones para restablecer la red eléctrica, y necesitamos la energía para mantener la red de telecomunicaciones en funcionamiento por más de unas horas. Y necesitamos la red financiera para seguir operando para mantener la economía, necesitamos el sistema de transporte, caminos, alumbrado público, sistemas de control, para funcionar sólo para hacer llegar a la gente la energía averiada, telecomunicaciones y otros sistemas”, añade.

La vida después de un ataque EMP “probablemente sería algo que podrías imaginar mirando como era la vida en torno a finales de 1800, pero con varias veces la población que había en aquellos días, y sin la capacidad del país para apoyar y sostener a toda esa gente”, dice Graham. “No tendrían energía. Los suministros de alimentos se acabarían rápidamente por la falta de transporte para reponerlos, telecomunicaciones, energía para la refrigeración y así sucesivamente.”

Por desgracia, muy pocos de nosotros estamos preparados para sobrevivir en ese entorno. Nos hemos vuelto muy dependientes de la tecnología, y la mayoría de los estadounidenses no tienen idea de cómo hacer algo tan simple como cultivar su propia comida. La mayoría de la gente tendría una cantidad muy grave de problemas en un período muy corto de tiempo.

Un artículo publicado por Mac Slavo detalló algunas de las cosas que podemos esperar en las secuelas de un pulso electromagnético masivo…

Las primeras 24 – 48 horas después de tal acontecimiento dará lugar a la confusión entre la población en general ya que las fuentes de noticias tradicionales, como la televisión, la radio y las redes de telefonía no funcionarían. 

En cuestión de días, una vez que la gente se diese cuenta de que la energía podría no venir de nuevo y los estantes de los supermercados comiencen a vaciarse, el sistema comenzaría a profundizar en el caos.

Dentro de los 30 días la mortandad masiva habrá comenzado a medida de que los suministros de alimentos disminuyen, los saqueadores y bandas recurren a extremos violentos, la medicina no se puede reponer y las estaciones de bombeo de agua potable fallan.

¿Está usted preparado para tal evento?

Si no, ¿por qué no?

Y, de hecho, las explosiones nucleares a gran altitud y las tormentas solares no son las únicas cosas que podrían producir explosiones considerables EMP.

Por ejemplo, los militares de EE.UU. ha desarrollado “un arma dirigida de pulso electromagnético” que puede liquidar todos los componentes electrónicos dentro de un área limitada. Este tipo de arma puede ser disparada desde un avión, un misil de crucero o incluso un avión no tripulado. Lo siguiente es de un artículo reciente de WND

Un misil de crucero pre-programado no muy diferente a un avión no tripulado ha demostrado ser capaz de lanzar una ráfaga de un tipo de EMP de microondas que era capaz de destruir los ordenadores personales y los sistemas eléctricos dentro de un edificio sobre el que estaba volando. 

La Fuerza Aérea de los EE.UU. y su contratista Boeing han creado el Proyecto de Misiles Avanzados de Microondas de Alta Potencia, o CHAMP, que se puso a prueba sobre el desierto de Utah.

Otras naciones como Rusia y China están ocupadas desarrollando armas similares. La capacidad de deshabilitar de inmediato los componentes electrónicos del enemigo sería una ventaja muy potente.

Incluso Corea del Norte ha estado trabajando en este tipo de tecnología. Según Newsmax, se cree que pueden haber probado un arma “Súper-EMP” en 2009

La última ronda de pruebas de Corea del Norte, realizadas en mayo de 2009, parece haber incluido un arma “súper-EMP”, capaz de emitir rayos gamma suficientes para desactivar la red de energía eléctrica a través de la mayor parte de los 48 estados.

A medida que esta tecnología se extienda más, pronto será accesible a casi todo el mundo. En realidad no necesita un arma nuclear para detonar un pulso electromagnético masivo. Un generador de impulsos no nuclear puede hacer lo mismo. Si lo estableces cerca de una estación de energía potencialmente podrías ‘quemar’ la red eléctrica para toda una región.

Los grupos terroristas y lobos solitarios locos podrían incluso utilizar armas portátiles de radiofrecuencia para hacer una enorme cantidad de daño electromagnético sobre un área más limitada. Lo siguiente es de un reciente artículo de F. Michael Maloof

Un individuo con una inclinación por la electrónica puede reunir los componentes de una Cabaña de Radio o tienda de electrónica – incluso pedir los componentes fuera por sitios web seleccionados – y crear una arma de radiofrecuencia, o RF. 

Ya que los microprocesadores son cada vez más pequeños pero más sofisticados, son aún más susceptibles a un pulso de RF. El microondas de alta potencia de un arma de RF produce un pulso corto, de energía muy alta, se dice que de billones de vatios en un nanosegundo, o millonésimas de segundo. 

Esta llamada explosión de ondas electromagnéticas en la banda de frecuencias de microondas de los Gigahercios puede fundir circuitos eléctricos y dañar los circuitos integrados, haciendo que fallen.

La construcción de un arma de radiofrecuencia no es tan difícil. De hecho, usted puede encontrar información sobre cómo construirlas en Internet.

La gente tiene que darse cuenta de que vivimos en un mundo donde la tecnología es absolutamente explosiva y tratamos con amenazas que ninguna generación anterior ha soñado. A medida que el mundo se vuelve cada vez más inestable, es inevitable que este tipo de armas se utilizarán.

Es sólo una cuestión de tiempo.

¿Cuál será la apareciencia de la vida después de que un arma de EMP se utilice?

Eso es algo en qué pensar.

Y también tenemos que seguir vigilando el sol. Se podría producir un pulso electromagnético masivo en literalmente cualquier momento. Como ya he escrito antes sobre ello, los científicos nos dicen que es sólo cuestión de tiempo antes de que seamos golpeados con una súper tormenta solar capaz de paralizar la tecnología.

La mayoría de las personas no se dan cuenta de que la enorme tormenta solar de 1859 frió las máquinas de telégrafo en toda Europa y América del Norte. Si una tormenta nos golpease hoy, el daño estaría potencialmente en los billones de dólares. Lo siguiente es de un reciente artículo del New York Times

Una poderosa tormenta solar (o “geomagnética”) tiene el potencial de dañar simultáneamente varios transformadores en la red eléctrica y quizás incluso derribar grandes sectores de la misma, afectando a más de cien millones de personas en los Estados Unidos durante muchos meses, si no años. 

Estos transformadores enormes son caros y difíciles de reemplazar, y no muchos se almacenan en los Estados Unidos para una emergencia. En el peor de los casos, el impacto sería devastador: un corte de luz podría costar unos cuantos trillones de dólares, con la recuperación completa durando años. No sólo partes de la red se verían comprometida, además las redes telefónicas, cables submarinos, satélites y ferrocarriles también se verían afectados. 

Un Estudio de 2008 de la Academia Nacional de Ciencias advirtió que “debido a la interconexión de las infraestructuras críticas en la sociedad moderna“, los “efectos colaterales de un apagón a largo plazo” probablemente incluiría” la interrupción de los sistemas de transporte, las comunicaciones, la banca y las finanzas, y servicios del gobierno; la avería de la distribución de agua potable debido a la falla de las bombas, y la pérdida de alimentos perecederos y medicamentos debido a la falta de refrigeración”.

De paso, el 2013 es el punto máximo del ciclo solar actual. Así que estamos entrando en un período en que las condiciones serán muy favorables para las tormentas solares.

Esperemos que nunca seamos golpeados con un pulso electromagnético masivo que sea lo suficientemente fuerte como para ‘liquidar’ todos nuestros aparatos electrónicos.

Pero si fuera así, y todas las luces se apagaran para siempre, ¿qué harías?

Por favor, siéntase libre de compartir sus pensamientos dejando un comentario…

Escrito por Michael Snyder de The Economic Collapse.

 

Artículos Recomendados

Leave a Reply

Close
Apóyanos
Siguiéndonos en las redes sociales nos ayudas a que la web mejore
A %d blogueros les gusta esto: