Búnker secreto de la Cienciología la “Catedral Espacial Alienígena”

En el desierto de Nuevo México se encuentra una supuesta instalación secreta de la Cienciología que incluye un enorme mensaje para extraterrestres – un diseño del tipo de círculo de la cosecha que sólo puede ser visto fácilmente desde el cielo.

Los cienciólogos han construido una enorme “catedral extraterrestre” subterránea, cerca de Roswell en los Estados Unidos, según un periodista de la BBC.

John Sweeney, quien ha dedicado gran parte de su carrera a la investigación de la iglesia secreta, describe la instalación de varios millones de dólares en su nuevo libro, Church of Fear.

La controvertida Iglesia de la Cienciología fue fundada en 1952 por el escritor L. Ron Hubbard, y promueve el concepto de que los seres humanos son seres inmortales con almas reencarnadas.

La religión, la cual cree que un siniestro extraterrestre llamado Xenu llevó miles de millones de personas (¿seres inmortales con almas reencarnadas?) a la Tierra en naves espaciales similares a los aviones DC8, opera en una base gigante subterránea escondida en lo profundo del interior del desierto de Nuevo México.

La base se informa que es el hogar de un enorme búnker subterráneo, construido en la década de 1980 y lo suficientemente fuerte como para soportar un holocausto nuclear y protegido por tres esclusas de aire de acero inoxidable de 5.000 libras.

“Los expertos dicen que las señales extrañas (imagen del círculo de la cosecha) en la parte superior de la montaña guiarán a los Clears, (cienciólogos de alto rango) regresando desde el espacio para encontrar el trabajo del Sr. Hubbard después del Armagedón nuclear que aniquile a la humanidad.”

El diseño de tipo de círculo de la cosecha y el camino a la cima de la montaña/pista.

Pista de aterrizaje en la cima de la montaña.

Vista aérea y coordenadas: 35° 31’32.22″N 104° 34’21.42″W

La Base Trementina se encuentra en el interior de una montaña en Mesa Huerfanita, al norte de Roswell, Nuevo México, según el informe.

A Sweeney se le negó la entrada a las instalaciones, y afirma que su compañero recibió varias llamadas telefónicas misteriosas de la iglesia durante su estancia en un motel cercano.

El ex-cienciólogo Chuck Beatty dijo al Sun que el templo y sus marcas simbólicas enormes fueron pensadas ​​más para los visitantes extraterrestres que para los miembros terrenales de la Iglesia.

“Todo el propósito de poner estas enseñanzas en las bóvedas fue para que en caso de que todo se acabase, alguien podría estar dispuesto a localizarlas y todavía estarían allí”, dijo.

Fuente y autor: livescience * huffingtonpost * au.newsdailymailthetruthbehindthescenes.org

 

Artículos Recomendados

Leave a Reply