Las estatuas gigantes de la Isla de Pascua ‘caminaron’

Las colosales estatuas de piedra de Isla de Pascua caminaban. Esa es la controvertida afirmación de los arqueólogos quienes han demostrado la hazaña con un modelo de 4,4 toneladas de uno de los desconcertantes bustos. Ellos describen su trabajo en el Journal of Archaeological Science.

Cerca de 1.000 estatuas de la 163 kilómetros cuadrados Isla de Pascua, con la de mayor peso de 74 toneladas y 10 metros de alto. Mucho acerca de los megalitos es un misterio, pero algunos de los enigmas más desconcertantes es cómo las estatuas fueron transportadas kilómetros desde las canteras de roca de donde fueron talladas.

Los arqueólogos han propuesto que los polinesios que se establecieron en la Isla de Pascua hace 800 años o más pusieron las estatuas (llamadas Moái) tumbándolas y haciéndolas rodar sobre troncos. Esta idea apoya la teoría de que los colonos, conocidos como Rapa Nui, se obsesionaron tanto con la construcción de las estatuas que desnudaron la isla de sus bosques. “Pero la evidencia arqueológica en realidad no lo apoya”, dice Carl Lipo, arqueólogo de la Universidad Estatal de California, Long Beach, cuyo equipo en su lugar propone que los Rapa Nui hicieron ‘caminar’ los Moái balanceándolos de lado a lado, como uno podría mover el refrigerador.

Hechos para caminar

Algunas estatuas se encuentran en pedestales de piedra, mientras que otras están en formas incompletas en las carreteras o en una cantera. Las estatuas incompletas – que Lipo dice que se modificaron una vez que llegaron a sus pedestales – se inclinaban hacia adelante notablemente, en una postura que no se presta para el transporte horizontal, dice Lipo. Los Moái rotos a lo largo de las carreteras, que presumiblemente fueron abandonados, también apuntan al transporte vertical. En las carreteras que salen de la cantera con pendiente hacia arriba hacia, las estatuas yacen sobre su espalda, mientras que en las carreteras con pendiente hacia bajo suelen estar con Moáis boca a bajo, dice Lipo. Artículo completo

Los investigadores han utilizado una réplica de un Moái para mostrar cómo las estatuas gigantes pueden haber “caminado” a donde están.

Buscando un poco por youtube también me he encontrado este otro vídeo bastante curioso en el que un Moái a escala “anda” solo.

Fuente y autor: nature.com * Nature Newsteamthetruthbehindthescenes.org * tetsuyamoai

 

Artículos Recomendados

Leave a Reply