Trapwire-un-servicio-de-vigila_54337304089_54028874188_960_639

Trapwire: Gran Hermano ahora controla todos tus movimientos

El último volcado de datos de Wikileaks revela que el gobierno de EEUU tiene ahora la capacidad de capturar vídeo desde cámaras de vigilancia remotas ubicadas en tiendas, casinos y otros negocios en todo el país. Utiliza un sofisticado software de reconocimiento facial para identificar a las personas de interés captadas por las omnipresentes cámaras numeradas en millones.

El software, Trapwire, es un avance significativo para el estado de vigilancia. Fue descubierto por el investigador de seguridad Justin Ferguson. Él se adentró en la gran cantidad de correos electrónicos hackeados de Stratfor – considerado como sombra de la CIA – en la Navidad de 2011.

En respuesta al descubrimiento de Ferguson y la revelación Trapwire, Wikileaks fue golpeada recientemente con un ataque a gran escala distribuido de denegación de servicio (DDoS).

“Trapwire haría algo así como que la divulgación de contacto OVNI o el fracaso inminente de un gran banco de EE.UU. sean noticias bastante aburridas en comparación”, escribe David Seaman.

“Cada pocos segundos, los datos recogidos en los puntos de vigilancia en las principales ciudades y lugares de interés en los Estados Unidos se registran digitalmente en el acto, se encriptan y de forma instantánea entregan a un centro de base de datos central fortificado en un lugar no revelado para ser agregados a otras inteligencias”, RT informó la semana pasada.

“Es parte de un programa llamado TrapWire y es una idea original de Abraxas, una empresa del Norte de Virginia con personal de élite de la comunidad de inteligencia de Estados Unidos. La lista de empleados en Abraxas se lee como un quién es quién de agentes una vez en el Pentágono, la CIA y otras entidades gubernamentales de acuerdo a sus perfiles de LinkedIn públicos, y los lazos de la corporación se supone que van más allá incluso de lo documentado.”

Según el informe de RT, Trapwire ya está en marcha en las principales ciudades en los Estados Unidos y el extranjero. Está siendo utilizado por la policía:

El sistema de control iWatch adoptado por la policía de Los Ángeles (pdf) trabaja en conjunto con TrapWire, al igual que el Distrito de Columbia y el programa “See Something, Say Something” (Ve algo, di algo) conducido por la ejecución de la ley en la ciudad de Nueva York que tenía 500 cámaras de vigilancia vinculadas al sistema en 2010. Propiedades privadas, incluyendo Las Vegas, casinos de Nevada se han adherido al sistema. El Estado de Texas informó gasto de medio millón de dólares con una cuota de licencia anual adicional de 150.000 dólares para emplear TrapWire, y el Pentágono y otras instalaciones militares supuestamente lo han firmado también.

Seaman señala cómo “aquellas espeluznantes nuevas cámaras ‘circulares’ instaladas en el parque del barrio, pueblo o ciudad” no solo monitorizan variedad de criminales de jardín  y otros malhechores potenciales como el gobierno afirma habitualmente, sino a la población en general. “Están conectadas a Trapwire y están potencialmente siguiendo a cada persona a través del reconocimiento facial”.

Junto con el NDAA y sus disposiciones de detención indefinida -la capacidad de un cheque en blanco del gobierno y los militares para secuestrar y mantener sin cargos ni juicio a cualquiera que considere sospechosa – Trapwire se convierte en una herramienta casi perfecta para el estado Stasi moderno de alta tecnología.

“Así que tenemos una amplia red de cámaras de vigilancia a través de América monitorizandonos e informando de cualquier actividad sospechosa a un centro de análisis centralizado, mezclado con la posibilidad de encarcelar a la gente a través de la fuerza militar sobre la base de cualquier actividad sospechosa únicamente. No veo la forma en que podría salir mal. No, no del todo. Todos sabemos que el gobierno, y los programas de computación algorítmica, no cometen errores”, añade sarcásticamente Seaman.

Los detalles sobre Trapwire revelan que el gobierno ha poseído una red de vigilancia de alta tecnología por lo menos desde 2006.

En abril, el ex-empleado de la NSA William Binney dijo que la agencia tiene un expediente practicamente de todos los estadounidenses y actualmente está construyendo un mega centro-espía en Bluffdale, Utah, que “contendrá unas bases de datos casi sin límite para almacenar todas las formas de comunicación recogidas por la agencia, incluyendo mensajes de correo electrónico privados, llamadas de teléfonos celulares, búsquedas de Google y otros datos personales.”

Fuente/artículo original: theintelhub.com

 

Artículos Recomendados

Leave a Reply

Close
Apóyanos
Siguiéndonos en las redes sociales nos ayudas a que la web mejore
A %d blogueros les gusta esto: