¿Posible desastre por agua dulce sobre el océano Ártico?

Parece ser que otro de los posibles escenarios sobre catástrofes podría darse. Esta vez una paralización de la Corriente del Golfo podría provocar un descenso de las temperaturas del continente europeo. Está claro que un descenso de temperaturas podría no ser no más que un poco más de frío, pero también podría significar un caos significativamente grande provocado por la heladas, nieve, falta de energía para calentarse,  por no hablar de problemas de comunicación, suministros, etc

Según se desprende del estudio, la acumulación de agua, y el consiguiente abombamiento de la superficie marina, podría ser consecuencia de la aceleración de un gran sistema de circulación oceánica llamado Giro de Beaufort. La aceleración se debería a los fuertes vientos Árticos. Los científicos temen que un cambio en la dirección del viento haga que el agua dulce se vertiera al resto del Océano Ártico, llegando incluso al Atlántico Norte. Si eso ocurriera, podría verse ralentizada la Corriente del Golfo, que hace que Europa disfrute de temperaturas relativamente suaves, comparado con otras áreas de latitudes similares. Y eso provocaría un descenso de las temperaturas en el continente europeo.

“Cuando observamos nuestros datos a una escala anual nos dimos cuenta de que los cambios en el nivel del mar no tenían relación directa con el comportamiento del viento, y nos preguntamos la razón”, dice Katharine Giles, investigadora del CPOM y autora principal del trabajo. “Una posibilidad es que el hielo marino actúe como una barrera entre la atmósfera y el océano”. El paso siguiente será tratar de confirmar esta idea investigando con más detalle cómo afectan los cambios en la cubierta de hielo marino a la interacción entre la atmósfera y el océano.

Fuente/artículo completo: muyinteresante
 

Artículos Recomendados

Leave a Reply