¿Es esta la prueba, finalmente, de la existencia del Yeti?

El abominable hombre de las nieves ‘a punto de ser capturado’ después de encontrarse pelo grueso en una distante cueva rusa

  • Aldeanos dicen una bestia de 7 pies de altura ha estado robando ganado
  • Más de una docena de relatos de testigos de avistamientos Yeti

Cazado: Impresión artística mostrando a un primitivo Yeti saliendo de una cueva

Desde hace mucho tiempo se pensaba que sólo eran parte de la leyenda.

Sin embargo, funcionarios rusos dicen que han encontrado “pruebas irrefutables” de que los yetis existen – y están viviendo en Siberia.

La audaz afirmación le siguió una conferencia internacional y una expedición para localizar al Abominable Hombre de las Nieves en la zona de monte Shoria.

Sin embargo, la duda ya ha sido lanzada sobre el “hallazgo” – ya que el equipo no tiene una evidencia convincente fotográfica o de ADN. Su afirmación parece estar basada en ramas dobladas, una huella clara y únicamente una pequeña muestra de ‘pelo’ gris, encontrado en una cueva.

La administración de la región de Kemerovo, donde se encuentra la cueva, anunció ayer que habían sido encontradas “pruebas irrefutables”.

Pero los críticos dijeron de la expedición que está más acerca de hacer de la zona un destino turístico que de la verdadera ciencia.

Los investigadores que lideran la búsqueda, dijeron que están más cerca que nunca de capturar una de las criaturas.

“Durante la expedición a la cueva Azasskaya, los participantes reunieron pruebas indiscutibles de que las montañas Shoria están habitadas por el hombre de la nieve”, anunció el gobierno de la región de Kemerovo.

“Ellos encontraron sus huellas, su supuesta cama, y varios marcadores con los que el Yeti marcaría su territorio.”

Los marcadores parecían ser principalmente árboles rotos, y algunos informes de prensa rusos han tratado a los reclamos Yeti con bastante escepticismo.

A pesar de esto, los funcionarios del gobierno local declararon cierto o estar en un 95 por ciento seguros de la existencia del Yeti en la zona montañosa conocida como el monte Shoria.

¿Escondite? Las montañas Shoria en la región de Kemerovo, Rusia, donde la cueva que supuestamente pertenece al Yeti se encontró

En el camino: Una huella extraña en la nieve que la expedición cree pertenece a una criatura neanderthal

Los propios investigadores estaban menos dispuestos que los funcionarios a reclamar que el Yeti es definitivamente real. Hicieron hincapié en que se debe analizar el ADN de la muestra de cabello – un proceso en curso – antes de que se presente alegación alguna.

Una cama de palos en la que se afirma que el Yeti había dormido no se cree que contenga muestras de pelo.

A pesar de esto, el Dr. Igor Burtsev, líder del evento internacional – el primero de este tipo en medio siglo, afirmó que no pasaría mucho tiempo antes que la gente en todas partes apreciara la existencia del Yeti.

“Estamos cerca de encontrar finalmente el hombre de las nieves”, dijo.

Afirma que alrededor de 30 Yetis viven en la región de Kemerovo, y agregó que se trata de hombres Neandethal que han sobrevivido hasta nuestros días.

Está claro que desde la caída de la Unión Soviética hace dos décadas se han incrementado “avistamientos” de Yeti, y se afirmó que más de una docena de campesinos y cazadores en esta vasta región montañosa cerca de la ciudad de Tashtagol han dado cuenta por escrito ya sea viendo los animales ellos mismos o por encontrar su rastro.

También hay informes del Yeti – afirma que alrededor de 7 pies de altura – robando ganado de fincas remotas.

El pelo que se piensa que es de un Yeti se encontró en la región de Kemerovo, 2.600 millas al este de Moscú

Se entiende que ninguno de estos testigos locales dieron evidencia directamente a la audiencia, aunque los participantes escucharon reportes desde todo el planeta.

“Nos enseñaron algunas ramas de sauce retorcidas que se conocen como marcadores – eran prueba contundente de este homínido”, dijo el investigador canadiense Yeti, John Binderangel, que ha pasado tres décadas a la búsqueda de la prueba concluyente del Yeti.

“Había también algunas pistas, pero no estamos muy seguros de qué hacer con ellas.”

Un ama de casa estadounidense dijo en la conferencia que regularmente alimenta un Yeti en su jardín trasero en Michigan pero fue incapaz de hacer una sola fotografía de una criatura tan escurridiza que se rumorea que existe desde hace miles de años.

Un cínico informe de prensa ruso resume la misión como “no hemos encontrado nada actualemente, pero queríamos mucho, mucho haber encontrado algo”.

Poco antes de que los “expertos” llegasen, otra cacería a la misma cueva para encontrar el Yeti fue dirigida por la ‘Bestia del Este”- El ex campeón mundial de boxeo ruso Nikolai Valuyev. Que terminó en un fracaso, aunque los locales lo vieron como un punto clave en la oferta de la región para impulsar el turismo.

“Valuyev no logró encontrarse con el propio Yeti, pero en el camino descubrió ‘huellas’ como ramas de árboles rotas”, dijo un portavoz.

“Vi un montón de periodistas, pero no Yetis”, admitió el boxeador.

Dmitry Islamov, vicegobernador de la región de Kemerovo en Economía y Desarrollo Regional dijo: “No importa que en el Kuzbass no pudiese haber yetis. Lo principal es que cuando la gente venga a las montañas Shoria, realmente disfruten de su naturaleza única.

Siguen en libertad: LA HISTORIA DEL YETI

Los primeros reportes de yetis surgieron antes del siglo 19 de los budistas quienes creían que la criatura habitaba la cordillera del Himalaya.

Representaron a la bestia misteriosa con similitudes con un mono y llevando una gran piedra como arma al tiempo que producía un silbido.

El término hombre de las nieves fue desarrollado en 1921 después de un libro escrito por el teniente coronel Charles Howard-Bury, denominada Monte Everest El Reconocimiento.

El interés popular en la criatura se aceleró a principios del siglo 20 conforme turistas comenzaron a hacer sus propios viajes a la región para tratar de capturar el Yeti. Ellos dijeron haber visto extrañas marcas en la nieve.

El Daily Mail lideró un viaje llamado ‘Snowman Expedition’ en 1954 al Everest. Durante el viaje el líder de montañismo John Angelo Jackson fotografió pinturas antiguas de yetis y grandes huellas en la nieve.

Una serie de muestras de cabello que se creen que provienen de un cuero cabelludo del Yeti se encontraron también.

El Montañista británico Don Whillans afirmó haber presenciado una criatura al escalar el Annapurna en 1970. Dijo que mientras buscaba el campamento escuchó algunos gritos extraños que su guía atribuyó a la llamada del Yeti. Esa noche, vio una forma oscura en movimiento cerca de su campamento.

 

Artículos Recomendados

Leave a Reply