Supercomputadoras de la NSA podrían haberse convertido en humo

Roadrunner y Cielo cerradas

Dos de las superordenadoras más potentes de los Estados Unidos se han apagado y se encontraban en riesgo de ser destruidas, conforme los incendios forestales rodean el laboratorio nuclear de Los Alamos.

El laboratorio ha estado cerrado desde el lunes, cuando todos los de la ciudad de Los Alamos y algunos de sus alrededores fueron evacuados.

Más de 10.000 experimentos se está ejecutando en las dos supercomputadoras, Roadrunner y Cielo, que han quedado en suspensión. Tres laboratorios nacionales de la Administración de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, –Los Alamos, Sandia, and Lawrence Livermore-, compartian cuota de computo con Cielo.

De acuerdo con AP la tarea ha significado retrasos en el trabajo desde extender la vida útil de las bombas nucleares B61 de la era de 1960 – hasta los estudios sobre cómo el cambio climático afecta a las corrientes oceánicas.

Los bomberos dijeron que estaban seguros de que el fuego no se propagaría al laboratorio y la ciudad de Los Alamos. Para hacer eso destruyeron un área de 10 millas de largo quemada entre el fuego y el laboratorio.

El fuego de 125 millas se dirige en su mayoría en dirección al norte del laboratorio, lo que ha dado el tiempo a los bomberos para construir el cortafuegos en caso de que el viento cambie.

Un acre de propiedad laboratorio se ha convertido en humo, y se teme por la contaminación de los materiales almacenados o enterrados en el terreno del laboratorio. Hasta el momento el humo no es radiactivo. 

Fuente: techeye.net
 

Artículos Recomendados

Leave a Reply