Meditación Hui-Yin (Para activar la órbita microcósmica)

Meditación Hui-Yin (Para activar la órbita microcósmica)

Sentados con los pies bien apoyados en el piso, la espalda recta, manos apoyadas sobre la falda, la palma derecha sobre la izquierda.

Aflojamos el cuello moviéndolo en círculos hacia la derecha y la izquierda.

Efectuamos de 5 a 10 respiraciones abdominales, cuantas mas sean mejor.

Concentramos toda nuestra atención en el ombligo. De ser necesario para concentrarnos colocamos el dedo índice de la mano derecha sobre el ombligo y lo presionamos el tiempo que sea necesario.

Colocamos la punta de la lengua tocando el paladar detrás de los dientes y la dejamos allí hasta terminar el ejercicio.

Exhalamos todo el aire, quedando vacíos. Luego inhalamos  visualizando la energía bajando hacia el ombligo, nos relajamos hasta que la energía la sentimos bajar hasta el perineo.

Tensamos la musculatura del perineo, exhalamos y visualizamos la energía subiendo desde allí por la espalda a lo largo de la columna, por la linea central del cráneo hasta la nariz, donde relajamos la musculatura que tensamos e iniciamos otro ciclo con la inhalación.

Cuando  hayamos aprendido todo el ciclo será mas fácil realizar el ejercicio y visualizar la energía recorriendo todo el circuito descendiendo por la nariz hasta el ombligo y desde allí al perineo y desde allí ascendiendo hasta la cima de la cabeza para descender por último hasta la nariz.

La lengua debe tocar el paladar para cerrar el circuito energético, es decir, cumplir con la función de puente para la energía.

Con una práctica constante, en dos o tres meses se comienza a percibir algunos signos de que la energía está circulando. El no percibir alguna sensación no implica que la energía no se mueva, solo es cuestión de práctica y de estar lo mas relajados posible  y efectuar el ejercicio sin forzarse, fluyendo con la energía de vida.

Extraído de las Técnicas Reiki para el Sistema USUI TIBETANO DE ARMONIZACIÓN NATURAL-

 

Artículos Recomendados

Leave a Reply