La meteorología espacial: un “riesgo emergente” en 2011 que podría dejarnos a oscuras

La meteorología espacial: un “riesgo emergente” en 2011 que podría dejarnos a oscuras

La Organización Meteorológica Mundial (WMO, en sus siglas en inglés) acaba de reconocer, durante el XVI Congreso ‘Global preparedness for Space Weather Hazards’ en Ginebra, la vulnerabilidad creciente de la Tierra con respecto al clima espacial, un fenómeno capaz de dejar a la población mundial sin electricidad y sin comunicaciones. Por este motivo, la WMO se ha unido a los últimos informes realizados por la NASA y por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), para declarar este fenómeno como “uno de los riesgos emergentes de 2011”.

La vulnerabilidad es creciente a medida que más países adopten las tecnologías inalámbricas. El clima espacial es el término que los científicos usan para describir las condiciones cambiantes del espacio, condicionadas por las explosiones solares que crean tormentas de radiación, fluctuación de los campos magnéticos y “lluvias” de partículas energéticas. Estos fenómenos viajan con el viento solar a través del Sistema Solar y cuando llegan a la Tierra, interactúan de forma compleja con su campo magnético.

Así, la WMO alerta de que las comunicaciones por satélite, el transporte aéreo y energía eléctrica están expuestas a las tormentas geomagnéticas consecuencia del clima espacial y, según los expertos, “la vulnerabilidad es creciente a medida que más países adopten las tecnologías inalámbricas”. Además, alertan de que el siguiente pico en la actividad solar se espera en 2013.

De este modo, apunta que una posible interrupción de la energía eléctrica y las comunicaciones afectarán a las operaciones humanitarias, la agricultura y la minería, entre otros muchos sectores.

El subsecretario estadounidense de Medio Ambiente de Observación y Predicción, Kathryn Sullivan, ha destacado que las tormentas solares, junto con los tsunamis y el cambio climático como principales retos. “Los fenómenos meteorológicos espaciales son una nueva preocupación, debido a su potencial para afectar a la infraestructura basada en la tecnología, por ello los gobiernos deberían estar más pendientes de este tema”, ha señalado.

En este sentido, ha apostado por un plan internacional coordinado para “evitar que la próxima tormenta solar extrema suponga un desastre global en su impacto económico y social”.

Los gobiernos deberían estar más pendientes de este temaAnte esta situación, Reino Unido prevee incluir de forma oficial los “Space Weather Risks” dentro del listado oficial de riesgos que pueden suponer una amenaza a la seguridad nacional, o “National Risk Register” elaborado por su Gobierno. Además, los máximos asesores científicos de los presidentes David Cameron y Barack Obama han formado un artículo conjunto en el New York Times, destinado a alertar a la población mundial sobre este posible suceso.

Desde España, la Asociación Española de Protección Civil para los Eventos Climáticos Severos ha señalado que “no por poco conocidos los riesgos naturales del clima espacial, como la caída temporal de infraestructuras críticas como las de energía, potabilización, transporte, salubridad, alimentación sanidad, penitenciarias o satélites, pueden ser insuficientemente atendidos, ni su prevención representa un menor desafío para instituciones nacionales e internacionales”.
Preparación ante evento climático

Por ello ha presentado diez recomendaciones para una sencilla preparación preventiva y de autoprotección básica por parte de cada familia y que, según destaca, también sirven como protocolo de actuación para cualquier otro eventos climático severo.

Recomienda con una reserva de alimentos no perecederos proporcional al grupo familiarAsí, señala que “ante todo” hay que conservar la calma y proceder con tranquilidad, verificar que realmente se trata de un apagón generalizado a todos los niveles (operadoras de teléfono móvil, electricidad doméstica ) y no de una interrupción puntual por otra causa menor.

Además, aconseja tener previamente acordado con los familiares un par de sencillas pautas para la reagrupación en un lugar seguro de referencia fuera de la ciudad, al que todos sepan llegar y a una distancia prudente de otras instalaciones críticas. En este sentido, señala que hay que prestar especial atención a todo lo relativo al acompañamiento de menores, familiares con alguna discapacidad o que requieran de alguna atención especial.

Del mismo modo, recomienda contar con una reserva de agua mineral y medios de potabilización; contar con sacos de dormir y esterilla por cada miembro de la familia; contar con una reserva de alimentos no perecederos proporcional al grupo familiar; tener al día el botiquín familiar, incorporando cosas como algún antidiarreico, y suero oral, medios de desinfección o algún repelente efectivo de mosquitos y otros insectos.

Contar con un manual en papel con técnicas básicas de orientación, acampada, potabilización; contar con mudas de repuesto en el lugar de reagrupación; así como tener pequeñas herramientas e instrumentos útiles, desde medios de encendido a una simple linterna, un sencillo transistor, un cargador de pilas solar; y llevar fotocopias en bolsa con cierre hermético de la documentación personal y familiar más esencial; son otras de las pautas a seguir, según la Asociación Española de Protección Civil ante una posible tormenta geomagnética.

Fuente: 20minutos.es
 

Artículos Recomendados

Leave a Reply