El Sol sufre la mayor erupción de los últimos cuatro años

El Sol ha emitido su primer brote de clase-X en más de cuatro años. Las llamaradas de clase X son los fenómenos más poderosos de todos los eventos solares, que pueden provocar apagones de radio y tormentas de radiación de larga duración.

La erupción consiste en la emisión de lo que se denomina una llamarada de clase X, el tipo más fuerte, que puede afectar las comunicaciones en la Tierra. El satélite SDO (Observatorio de Dinámicas Solares) de la NASA, la agencia espacial estadounidense, lanzado hace un año, recogió impactantes imágenes de la estrella.

En ellas se ve un intenso destello de radiación ultravioleta emanada de una mancha solar llamada mancha 1158, en una región muy activa en el hemisferio sur del Sol. Se espera que las erupciones lleguen al campo magnético terrestre durante los próximos días, causando un aumento en la actividad geomagnética y permitiéndoles a quienes viven cerca de los polos ver auroras.

La enorme llamarada se registró el martes 15 de febrero y se dirigía a la Tierra. Según la agencia espacial de EE.UU., la fuente de esta actividad – las llamadas manchas solares 1158 – están creciendo rápidamente.

Las erupciones solares, también conocidas como protuberancias, son causadas por la liberación súbita de energía magnética almacenada en la atmósfera solar. Los datos preliminares de la sonda Stereo-B y la nave espacial Soho sugieren que la explosión produjo una eyección rápida, aunque no especialmente brillante, de masa coronal (CME), una ráfaga de partículas cargadas lanzadas al espacio.

“Despertando”
Los expertos advirtieron que este fenómeno podría crear una tormenta geomagnética alrededor de la atmósfera de la Tierra, que podría interferir con la energía eléctrica, redes y sistemas de comunicaciones. También significa que el espectacular despliegue de luz en el cielo nocturno conocido como la aurora puede ser visible en latitudes más bajas de lo habitual.

En 1972, una tormenta geomagnética provocada por una erupción solar interrumpió las comunicaciones telefónicas de larga distancia en el estado de Illinois (EE.UU.). Y en 1989, otra tormenta sumió a seis millones de personas en la oscuridad en la provincia canadiense de Quebec.

Los investigadores dicen que el Sol “se ha estado despertando” después de un período de varios años de baja actividad.

Algunas partes de la aurora boreal ya se han visto más al sur de lo habitual en Irlanda del Norte y en otros lugares en el Reino Unido. Los científicos señalan que se puede esperar una mayor actividad en los próximos días.

Fuente: ikerjimenez.com

 

Artículos Recomendados

Leave a Reply

Close
Apóyanos
Siguiéndonos en las redes sociales nos ayudas a que la web mejore
A %d blogueros les gusta esto: