Caminando en las huellas de los Gigantes Humanos

Caminando en las huellas de los Gigantes Humanos

Caminando en las huellas de los Gigantes Humanos

Desde la América del Norte a la de América del Sur en la historia profunda nativa américana se habla de obras de grandes gigantes, por Ernist Nelson.

Para la mayoría de gente, su primer encuentro con un gigante, sería muy probablemente como David y Goliat, Jack y las habichuelas mágicas, o cualquier otro cuento de hadas para la hora de dormir. Para mí fue diferente.

Caminando en las huellas de los Gigantes HumanosCuando era muy pequeño, aún no tenía los cinco, estaba en el regazo de mi abuela, ahora fallecida, un sábado por la noche viendo Creature Features, dirigido por Bob Wilkins. Yo crecí en Nevada. Recibiamos gran parte de las retransmisiones de California. No había cable en aquellos días. La película que estaba viendo tenía un gigante. Mi abuela comentó que mi bisabuelo era un gigante. Le pregunté con una mano si se refería a mi abuelo. Pensé que se refería a él porque él tenía seis pies y medio de altura (alrededor de 1,83m). Ella dijo: “No, ese es tu abuelo. Estoy hablando sobre tu bisabuelo, que era mucho más grande.

Me han dicho que mi bisabuelo media siete pies de altura (2,13m), o más, y podía coger a las personas de su cabeza con una mano y tener la punta de sus dedos descansando sobre las cejas y la palma de su mano en la base de su cráneo, que los guiaba a su antojo. Mi madre dice que sus orejas tenían entre seis y siete pulgadas (15,24 y 17,7 cm) de arriba a abajo. Me contó que tenía un caballo de seis pies (1,83m) de alto a la espalda y se le veía sobre la silla de los hombros para arriba. Eso es un gran hombre.

Lo interesante es, que a través de mi vida desde la primaria hasta la edad adulta, me he encontrado con gente que no podía creer la historia del tamaño de mi bisabuelo.

Desde gente amable que pensaba que le estaba contando cuentos chinos, (nunca mejor dicho) a personas que sin descanso me llamaron mentiroso o idiota. Esto me obligó a hacer un gran trabajo de investigación sobre el gigante en mi adolescencia.

Los gigantes de pelo rojo de Nevada

Creciendo en Nevada había oído historias sobre los Sitecah que contaban los indios Paiute que vivía en la zona. Les llamaban hombres de pelo rojo y mujeres de piel de color claro tan altos como los 12 pies (3,66m), que originalmente vivían en el área cuando los Paiutes llegaron primeramente. Evidentemente, a estos gigantes humanos les gustaba comerse a los indios por lo que tuvieron problemas para hacer amigos. Las tribus indígenas de la zona finalmente se unieron y emboscaron a los gigantes matando a la mayoría de ellos en el acto. El resto de los gigantes se refugiaron en una cueva. Los indígenas exigieron que salieran y lucharan, pero los gigantes se negaron. Así, los indígenas amontonaron broza en la cueva y le prendieron fuego. Cualquier gigante que saliese fue asesinado con flechas, los gigantes restantes murieron asfixiados.

Por el 1800 esta cueva era conocida como cueva Horse Shoe, pero ahora se llama cueva Lovelock. La cueva Lovelock se encuentra a 20 millas al sur de Lovelock en Nevada.

Caminando en las huellas de los Gigantes HumanosEn 1911 cosechadoras de guano de murciélago comenzaron a trabajar en esta misma cueva. Después de la excavación de un metro de guano se encuentran muchas flechas rotas que los indios habían disparado en la cueva, así como otros objetos interesantes, y sí, se encuentran los gigantes de pelo rojo. Incluso en el encogido estado momificado los esqueletos van de la altura de los 8 pies (2,44m) a poco menos de 12 pies (3,66m). Hice una búsqueda en Internet sobre este tema y encontré que las alturas reportadas son muy diferentes de lo que estoy diciendo aquí. (Internet dice entre 6,5 pies (1,98m) a 8 pies (2,44m).) Mi reporte es de lo que me dijeron creciendo en Nevada. Le voy a dejar a usted que decida sobre las alturas según la base de la foto de un hueso de la mandíbula de la cueva de los gigantes y el modelo de estudio de los dientes de un hombre regular. La mayoría de los artefactos se han perdido con el tiempo debido a la falta de interés de la ciencia. Ir a figura. Sin embargo, algunos de los artefactos se encuentran en el Museo Humboldt en Winnemucca en Nevada y en el museo de Nevada Historical Society, en Reno.

El Review-Miner del 19 de junio de 1931 reporta el hallazgo de dos esqueletos gigantes en el lecho del lago Humboldt. Los dos esqueletos estaban envueltos en una tela de goma tratada. El primer esqueleto era de 8 pies y medio (2,59m) de altura, el segundo era de un poco menos de 10 pies (3,5m) de altura.

En 1877 exploradores fuera de Eureka, Nevada, encontraron una pierna humana rota cuatro pulgadas por encima de la rótula de la rodilla incluyendo el pie. Esta pierna se encontró pegada en la roca de cuarcita roja que data de la época de los dinosaurios. Después de utilizar sus picos para extraer su hallazgo de la roca lo llevaron a Eureka. Los médicos examinaron los huesos y declararon que, efectivamente, pertenecen a un ser humano de apariencia muy moderna. La parte interesante es el tamaño de los huesos. Medido desde el talón hasta la rodilla, 39 pulgadas (0,99m). El propietario debería haber estado sobre más de 12 pies (3,66m) de altura. El área fue examinada para buscar más restos, pero nada más fue encontrado. Este artículo fue publicado en muchos en los periódicos de la época.

Los gigantes de pelo rojo de Hawai

Por más de 20 años he estado viviendo en las islas de Hawai. Sólo unos años después de haberme trasladado ahí por primera vez volví a oír sobre los gigantes de pelo rojo. Dos esqueletos de gigantes de pelo rojo de 10 y 12 pies (3,05 y 3,66m) se encontraron en una cueva de lava en un cañón detrás de Olowalu Hawai. Fui a Olowalu a ver qué podía averiguar. Después de hacer mi camino de la carretera principal a la antigua carretera. Me volví hacia el cañón en el que me habían dicho que estaba sucediendo la investigación. Después de explorar un poco encontré algunos excelentes petroglifos, aunque extraños, en el lateral de una roca de cultivo. Sólo fui capaz de tomar algunas fotos antes de una camioneta blanca llegase con un hombre y una mujer dentro. La mujer conducía. Ella me dijo que tenía que abandonar la zona. Después de hablar con ella durante unos minutos admitió que se habían encontrado esqueletos de pelo rojo y que eran mucho más grandes de lo que deberían. Ella no me dijo ningunas medidas exactas. Dijo que no quería molestar a los hawaianos con sus descubrimientos. El hombre no hablaba nunca, incluso cuando lo saludé.

Petroglifos de Olowalu Maui Hawai
Petroglifos de Olowalu Maui Hawai

Cabe señalar que aunque es el espíritu de Pelé la diosa del fuego la cual se cree que vive en el volcán. Pelé comenzó como un Pelé físico que viajó a las islas. Ella se describe como muy alta con el pelo rojo fuego, piel blanca, una gran fuerza, belleza increíble, apetito sexual veraz y un carácter mortal. Se menciona que el padre de Pelé es el devorador de hombres Ku-Waha-ilo, el cual habita a lo lejos en el cielo. Pelé viajó a las islas de Hawai, excavó túneles bajo tierra en un esfuerzo por encontrar un lugar que pudiese cavar cuevas profundas que no se inundasen con agua para que pudiera hacer un hogar seguro para su familia.

Varios días después de la reunión con el hombre y la mujer en la camioneta, volví por la noche. Más que nada quería ver donde fue exactamente el descubrimiento. Esta vez tomé una carretera de caña de azúcar en otra dirección. Fui a parar en la cima por encima del cañón en la parte superior de la roca saliente con los petroglifos. No estuve allí mucho tiempo antes de que unos faros viniesen por debajo de mí y empezasen a hacer el camino hacia mí. Sabía que podía haber desaparecido antes de que pudieran llegar a mí, pero calcule del mismo modo de ir a reunirme con ellos. Resultó ser un chico local que fue contratado como guardia de seguridad para el lugar. Me dijo que sí, que dos gigantes se habían encontrado. Un hombre y una mujer, la más grande tendría fácilmente 12 pies (3,66m). No le gustaba quedarse toda la noche en el cañón porque le ponía los pelos de punta. Yo le hice compañía durante un rato y me dijo que cueva era. No es que importara que ellos estuviesen tapados por completo. Incluso ahora, la zona donde me había llevado mi camioneta en la cima para mirar hacia el cañón, tenía desarrollo de viviendas.

Gigantes en el Perú

Comparación Perú Egipto
Comparación Perú Egipto

Recientemente hice un viaje a Perú y ¿adivináis lo que me encontré en algunos de los museos que visité allí? Sí, fueron gigantes. En Perú no son tratados como si estuvieran en los EE.UU.. (Cabe señalar que ha habido cientos de descubrimientos de gigantes en los EE.UU. que han sido ignorados o puestos bajo custodia por el Smithsonian para no ser visto otra vez.) Los incas incluso tenían reyes que eran gigantes, y tenía el pelo rojo y rubio. En el Museo Oro en Lima aún se puede ver la ropa y la cabeza de un rey inca que podría llegar a los 10 pies (3,05m) de altura. Su túnica dorada es de 8 pies (2,44m) de largo y no tocaba el suelo cuando la llevaba. Los guantes de oro son dos veces más que mis manos. Su seca y momificada cabeza tenía fácilmente el doble del tamaño que la mía y yo no soy una persona pequeña. Hay dos gigantes y sus pertenencias en el Museo Oro en Lima, Perú. Donde quiera que vayas en Perú hay cráneos y esqueletos gigantes. Muchos de los cráneos no tienen una apariencia normal, y no son todos de miles de años de antigüedad. En la mayoría de los casos estamos hablando de cientos de años.

Creo que es interesante comparar los cráneos de Perú a los bustos de Egipto, especialmente cuando se piensa que ambos construyeron grandes estructuras de piedra que no podemos explicar. ¿Probará algo? No, sólo es interesante.

Calaveras del Museo Ica, Perú
Calaveras del Museo Ica, Perú

Ahora, antes de que comiences a gritar sobre las cabezas vendadas y ‘mochilas’ para llevar bebés en la India. Usted debe saber que las cabezas vendadas y dichas mochilas pueden cambiar la forma de un cráneo, pero no puede cambiar la capacidad de un cráneo. Los cráneos que se muestran arriba a la derecha tienen de dos a dos veces y media la capacidad del cerebro de un cráneo normal. Algo así como una onza de arcilla. Usted puede estrujarla alrededor lo que quieras pero nunca serán de dos onzas de arcilla.

National Geographic Foto de 1920
National Geographic Foto de 1920

He tratado de mantener esto dentro de la esfera de mis propias experiencias. Hay mucho más que esto. Al igual que el martillo de 64 libras (23,03kg) y de 3.500 años de edad encontrado en una mina de cobre cerca de la ciudad de Llandudno en el Norte de Gales. Hachas gigantes descubiertas en Irán, espadas gigantes, etc. Podrías leer durante semanas sobre el tema de los gigantes y si su mente es como la mía disfrutar de cada minuto con ello. Yo sugeriría una búsqueda en google de gigantes de la Isla Solomon, gigantes de pelo rojo, gigantes de Arizona, gigantes de California, gigantes de Ohio, gigantes de Perú.

Podría seguir para siempre hablando de los gigantes, pero el hecho es que la ciencia dice que las razas de humanos gigantes no existen y nunca lo han hecho.

Standing Tall en la tierra de Gengis Khan
Roy Chapman Andrews tomó la fotografía anterior de un hombre de 7 pies y cinco pulgadas (2,26m) en 1922 en Ulaanbaatar. La fotografía nunca se publicó en la revista.

Fuente: hubpages

 

Artículos Recomendados

Leave a Reply