Piedras Dropa

Las piedras Dropa: ¿Discos de piedra como evidencia de vida extraterrestre en la Tierra?

Las piedras Dropa

Las piedras Dropa fueron descubiertas por primera vez en 1938, cuando una expedición arqueológica dirigida por Chi Pu Tei, tropezó con ellas en una cueva en las montañas de la frontera entre China y el Tíbet.

Era obvio para los arqueólogos que la cueva había sido ocupada por los pueblos primitivos de hace mucho tiempo.

En las paredes de las cuevas fueron tallados los pictogramas de los cielos y la tierra: el sol, la luna, las estrellas, y la tierra, cada uno conectado con líneas.

Luego vino el descubrimiento más increíble, medio enterrado bajo el suelo de la cueva había un extraño disco de piedra, que tenía aproximadamente nueve pulgadas de diámetro y tres cuartos de pulgada de grosor. En el centro había un perfecto agujero de 3/4″, con un surco en espiral desde el centro, semejante a la de un disco fonográfico antiguo.

Piedras Dropa
Piedras Dropa

En total, 716 placas se encontraron, y cada una mantiene un secreto. El surco, en una inspección más, era una línea continua de extraños jeroglíficos escritos tallados.

El Dr. Tsum Um Nui, en 1962, tenía la tarea enormemente difícil de transcribir los carácteres de los discos a papel.

Estimó que al menos tenían 12.000 años de antigüedad, con una escritura tan pequeña que tenía que usar una lupa para verlo con claridad, gran parte de la escritura se había deteriorado, pero estaba muy asombrado de cómo esta gente primitiva pudo adornar estas piedras, y cómo se las arreglaron con una escritura casi microscópica.

Finalmente hizo progresos y una palabra surgió, luego otra, y otra hasta una frase completa, ¡había roto el código!

El Dr. Tsum Um Nui, descubrió que las piedras fueron escritas por un pueblo que se llamaban así mismos, los “Dropa”, pero lo que estaba leyendo 12.000 años después, no tenía sentido para él.

Sin embargo, cuando terminó su traducción, escribió un documento sobre sus conclusiones y lo presentó a la Universidad para su publicación, sin embargo, la reacción que se encontró no era lo que él esperaba.

La Academia de Prehistoria expresamente le prohibía publicar o siquiera hablar sobre sus hallazgos. El mundo, la Academia decidió, ¡no saber nada acerca de los “Dropa”, y su fatídico viaje a la Tierra!

Los 716 discos de placas, cuentan la historia, los “Dropa” era una sonda espacial de un planeta lejano que se estrelló en las montañas Baian-Kara-Ula de los Himalayas.

Los ocupantes de la nave espacial, los Dropa, encontrarón refugio en una cueva de las montañas y, además, cuentan cómo fueron incapaces de reparar su estropeada nave espacial, lo que les impidió regresar a su planeta de origen, quedando atrapados en la tierra.

¿Por qué la Academia de Prehistoria prohibió al Dr. Tsum Um Nui, la publicación de su artículo sobre las transcripciones de la 716, placas antiguas?

“¡La respuesta está ahí fuera!”

 

https://www.youtube.com/watch?v=AXy0-T6L3eQ

 

Fuente: thebluntblogger

¿Qué crees?

 

Artículos Recomendados

Leave a Reply